Sin disparar un tiro

En el arranque del “motor minero” el Presidente Maduro anunció el acuerdo con la empresa “Gold Reserve” (GR), la cual obtuvo del CIADI una indemnización o “premio” de $ 740.3 millones por la decisión del Presidente Chávez de no renovarle la “concesión” (2008) para la explotación de la mina de oro y cobre “Las Brisas”, por los graves daños ecológicos que ocasionaba e hizo lo propio con la concesión minera “Las Cristinas” de su par Crystallex.

Ahora, el proyecto ampliado “Brisas-Las Cristinas” será ejecutado por una empresa mixta – 55% del estado y 45% GR- con una “inversión” total por el Estado de $ 2 millardos obtenido a través de un préstamo gestionado por GR. Con una porción de este se pagará el “premio” que le dio CIADI a ésta, los costos procesales y los datos técnicos de la mina en su poder. El resto será el aporte de capital del Estado. Además, GR controlará la inversión y la gestión porque prestará a la empresa mixta los servicios de procura, ingeniería y construcción del proyecto de la mina de oro “más importante de América Latina y una de las primeras del mundo”, con un potencial de 30 millones de onzas de oro y 1.4 millardos de libras de cobre.

Al terrible impacto ambiental y sociocultural que tendrá esta actividad minera, se agrega que GR está insolvente. Así lo reflejan sus últimos estados financieros al 30 de septiembre de 2015, por tener $ 47,3 millones en pasivos que triplican sus activos, que apenas llegan a $15 millones. Estuvo suspendida en la bolsa y al borde de la bancarrota. El único proyecto que ha desarrollado en su historia es el de “Las Brisas” ¿Con qué aval una pequeña empresa en estas condiciones podría obtener $ 2 millardos en crédito para la República?

Este y otros proyectos del “Arco Minero del Orinoco” gozarán del régimen de “zonas especiales”, facilitando la formación de enclaves territoriales justificados ante la necesidad de enfrentar la delincuencia organizada desbordada y la debilidad crónica del Estado en la región. Así, “pacíficamente” comenzaría la recolonización del país sin disparar un tiro. Con la concesión “Brisas-Las Cristinas”, se podría estar iniciando la entrega de nuestra soberanía en el escudo guayanés. Presidente Maduro, todavía está a tiempo para detener este exabrupto.

 

Gustavo Márquez Marín
Exministro y embajador durante la Presidencia de Hugo Chávez

Tomado de Aporrea.org

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s