Frente Amplio Nacional Bolivariano: el pueblo debe organizarse de forma autónoma y obligar al Gobierno a suspender pago de la deuda externa

6 de noviembre de 2017.- De acuerdo a la posición fijada recientemente por el Frente Amplio Nacional Bolivariano (FANB), el pueblo de Venezuela debe recobrar su voz como hecho de conciencia de su propia soberanía ante la grave crisis económica que sufre el país, la cual se ha convertido en una crisis paralizadora, creada por el estamento político tradicional, representado por la oposición y el gobierno, en beneficio de sus intereses particulares.

En tal sentido, Homar Garcés, vocero designado del FANB destacó: «Esta es una necesidad histórica impostergable que debemos asumir los venezolanos y las venezolanas con vocación de Patria y sentir bolivariano para salir de esta crisis, la cual pasa por impulsar la transformación integral del Estado como una medida estratégica que facilite, por una parte, la autodeterminación colectiva y, por la otra, impedir que se imponga la tendencia organizativa del chavismo gobernante que precipitaría al país al dominio de un autoritarismo colectivizado, así como a la burocratización de los sectores sociales».

Por su parte, el General Francisco Visconti​, otro de los voceros nacionales del Frente, explicó que «al proponer la puesta en movimiento de un proyecto político alternativo a lo representado por las cúpulas del PSUV y la MUD, hablamos de un proyecto factible en torno a ideas emergentes, en la que puedan concurrir corrientes identificadas con el ideario bolivariano, robinsoniano y zamorano, que le den sustentación real a una nueva democracia con un poder popular verdaderamente soberano».

Ambos voceros expresaron además que para lograrlo es imprescindible superar la aparente polarización política actual, ya que la misma es la causa principal de la grave crisis que se cierne sobre el país al estar centrada únicamente en la ambición de ambos bandos por controlar el poder y en modo alguno en empeñarse en resolver, de manera eficaz, la crisis económica generalizada que golpea a la mayoría de los venezolanos y las venezolanas. Refirieron que se requiere, por tanto, conferir a la lucha popular de una construcción conceptual apoyada, fundamentalmente, en su propia experiencia histórica, en contraste con lo que ha sido tradicional en el escenario político nacional al importar y calcar concepciones ideológicas alejadas de nuestra realidad.

«El gobierno, por una parte, y la Asamblea Nacional Constituyente, por la otra, -continuó declarando Visconti- se han encargado de resaltar como uno de sus mayores logros la paz, luego de la arremetida opositora durante la primera mitad del año, sin embargo, no insisten mucho en lo que respecta a otro de sus objetivos trazados, como lo es la crítica situación económica; salvo algunos anuncios y el reciente decreto de aumento salarial que no solucionan definitivamente el problema creciente de falta de liquidez monetaria, especulación descontrolada y estancamiento de la cadena productiva endógena del país»

En opinión de los integrantes del FANB es innegable además que, hasta ahora, las diferentes medidas administrativas adoptadas por el presidente Maduro, como el control de los precios de 50 rubros, no han causado mucho impacto en la disminución de la onda especulativa ni la corrupción que se han extendidos a la distribución y comercialización de productos.

«Ello ha sido posible -señaló Garcés- dado que las diferentes instituciones públicas se hallan, en su gran mayoría, carcomidas por una corrupción impune y sin freno alguno. Como patriotas defensores e impulsores del Proyecto Bolivariano, llamamos a todo el pueblo venezolano a evitar que se continúe hipotecando el futuro de la nación venezolana, otorgando concesiones a empresas transnacionales en la Sierra de Perijá, la Faja Petrolífera y el Arco Minero del Orinoco que, además, terminarán por afectar considerablemente el delicado equilibrio ecológico de la región».

Para el FANB, esta lucha debe incluir la impugnación de la “verdad” oficial surgida en los últimos años que sería el fundamento de una doctrina ortodoxa que no admitiría ninguna disidencia ni cuestionamiento respecto al comportamiento y la gestión que pueda cumplir el nuevo estamento gobernante del país, lo que representa un antecedente inaceptable de democracia restringida, orientada fundamentalmente a preservar -como lo ha pretendido el capitalismo neoliberal en diversidad de naciones- la hegemonía de una minoría por encima del interés general de la amplia población venezolana.-

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s